Quienes Somos Nuestro Trabajo Profesionales Novedades Proyecto Contacto

Tratamiento Psicológico


Trabajamos desde el Modelo Cognitivo. Tal como su referente lo explica (Beck, 2000), éste propone que todas las perturbaciones psicológicas, los padecimientos, tienen como denominador común una distorsión del pensamiento que influye en el estado de ánimo y por tanto, en la conducta de los pacientes. Se sostiene que una evaluación más objetiva de la realidad y la consiguiente modificación del pensamiento produciría una mejoría en esos estados de ánimo y conductas consecuentes. El papel de la psicoterapia y del terapeuta cognitivo, es de guía al paciente para que reconozca sus estilos idiosincráticos de pensamientos y ayude a modificarlos a través de la aplicación de técnicas cognitivas comportamentales, de comprobada evidencia empírica. Nos concentramos en ayudar a resolver los problemas actuales de la persona, los motivos que la hacen sufrir hoy. Cuando es necesario para entender el problema actual, se trabaja sobre parte de su historia; pero el foco del tratamiento está puesto en resolver las dificultades actuales. El terapeuta cognitivo comportamental es activo, esto es: pregunta, contesta, guía, explica e informa. El tiempo de duración es breve, dependiendo de los objetivos propuestos y acordados entre paciente y terapeuta, exceptuando tratamientos de enfermedades o síntomas crónicos. Su ámbito de aplicación es amplio, sosteniendo como objetivo principal aliviar el sufrimiento humano. Abordamos distintos cuadros, siendo los más frecuentes:

  • • Trastorno de ansiedad
  • • Trastorno obsesivo compulsivo
  • • Ansiedad social
  • • Ansiedad ante los exámenes
  • • Trastorno de angustia (pánico)
  • • Fobias • Depresión
  • • Trastornos emocionales
  • • Conflictos personales acompañados de angustia
  • • Crisis vitales
  • • Acompañamiento en enfermedades física crónicas: su aceptación y cambio de hábitos
  • • Tratamiento individual y grupal de sobrepeso/ obesidad y enfermedades asociadas (diabetes/ hipertensión, etc.)

La modalidad de abordaje es individual en general, contando también con espacios grupales para el tratamiento de sobrepeso y obesidad, dado que dispositivo más efectivo estudiado.

Tratamiento Psiquiátrico

Trabajamos en la asistencia psiquiátrica, teniendo en cuenta que los padecimientos son provocados por disfunciones o enfermedades cuya base no es exclusivamente biológica sino que está vinculada también a factores sociales, familiares, históricos, políticos, económicos, ambientales. Se destaca entonces aquí la dimensión subjetiva y única, lo que da importancia a la valoración de la conducta individual ante la enfermedad. Por lo tanto, lo central en la asistencia psiquiátrica no es solo el alivio de un síntoma, sino el acompañamiento en el desarrollo de las habilidades que faciliten su vida social, laboral familiar, etc.; pudiendo además apropiarse de manera asertiva de las herramientas que el trabajo transdisciplinario aportan.

Es importante para nosotros: 

  • El uso racional de la psicofarmacología, entendiéndola como un recurso más en el tratamiento del paciente.
  • El trabajo continuo y respetuoso en transdisciplina, considerando el aporte de otros profesionales como herramienta fundamental a la hora de tomar decisiones adecuadas.
  • Tener siempre en cuenta las vivencias, deseos y necesidades del paciente a la hora de proponer un tratamiento.
  • Trabajar siempre en comunicación y con los aportes del entorno del paciente.
  • Tener una actitud empática, paciente, tolerante y respetuosa, tanto con el paciente y su familia, como con el proceso y evolución del paciente y su enfermedad.


Espacio De Nutrición

Desde este espacio se aborda a las personas de forma integral, ya sea en modalidad individual, grupal, y también mediante talleres culinarios y nutricionales. Atendiendo así a todos los grupos etarios: niños, adolescentes, adultos, mujeres embarazadas y lactante y adulto mayor. Se brinda el acompañamiento necesario a las personas con patologías como: celiaquía, alergias alimentarias, bajo peso, anemia, problemáticas gástricas e intestinales, dislipemias, entre otras. En lo que respecta las Enfermedades Crónicas (Sobrepeso, Obesidad, Diabetes, Hipertensión, etc) se trabaja desde un paradigma alimentario no restrictivo o no dietante, el cual se basa en la moderación, el equilibrio en la elección de alimentos y la invalidación de las dicotomías nutricionales (alimentos buenos/saludables y malos/no saludables). El mismo promociona el alcance de forma eficaz y seguro de un peso saludable. El objetivo principal es acompañar a la persona en la adopción de hábitos de vida saludables, es decir: mantener un estilo físicamente activo; mejorar el patrón alimentario acorde a sus patologías, preferencias y costumbres; trabajar sobre las emociones y el estrés y de ser necesario mejorar el vínculo con la comida.